Blogs

En esta sección leeras el detalle de la noticia principal

Efectos de los vuelos espaciales en la estructura del cerebro del astronauta.

Donna Roberts, radióloga de la Universidad Médica de Carolina del Sur (EE.UU.) que ha trabajado para la NASA, ha estudiado los efectos de la gravedad cero sobre el cuerpo humano durante más de una década. Utilizando imagenes de resonancia magnética (MRI) se compararon imágenes de cerebros de 18 astronautas antes y después de misiones de larga duración, que involucran estadías en la Estación Espacial Internacional, y de cerebros de 16 astronautas antes y después de misiones de corta duración, involucrando participación en el Programa de Transbordador Espacial.  Los resultados obtenidos y publicados en la revista New England Journal of Medicine el 2 de noviembre, mostraron  el estrechamiento del surco central, el desplazamiento hacia arriba del cerebro y el estrechamiento de los espacios del LCR en el vértice ocurren con frecuencia y predominantemente en astronautas después de vuelos de larga duración. 

Ese estrechamiento, según el equipo de Roberts, evidencia que con el tiempo la microgravedad hace que el cerebro se mueva hacia arriba en el cráneo. Esto crea una mayor presión sobre su superficie superior, y obstruye el flujo normal de sangre y líquido cefalorraquídeo (LCR) que baña el área y el sistema nervioso espinal. También causa que el nervio óptico dentro del ojo se hinche. El resultado es una visión deteriorada, un trastorno conocido en la Tierra como papiledema.

La NASA y otras agencias espaciales han diseñado distintos programas de ejercicio para preparar los huesos y músculos de los astronautas a la microgravedad, pero las alteraciones del cerebro son un problema mucho más complejo. Aunque los científicos explican que factores como la edad y el sexo pueden influir, advierten de que no quedará más remedio que buscar una solución tecnológica que ayude a los astronautas a adaptarse a la microgravedad en una misión prolongada. O lo que sería aún mejor, y más difícil, que la gravedad artificial deje de ser cosa de la ciencia ficción y pueda aplicarse a las naves espaciales reales.

Más información en:

http://www.abc.es/ciencia/abci-cientificos-advierten-viajes-espaciales-alteran-cerebro-201711061117_noticia.html#ns_campaign=rrss&ns_mchannel=abc-es&ns_source=fb&ns_linkname=cm-ciencia&ns_fee=0

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1705129