El sistema solar es el conjunto de planetas y otros objetos celestes que orbitan alrededor de la estrella que conocemos como el Sol, entre los que se encuentra el planeta Tierra. Como tal, el sistema solar es el “vecindario” del planeta y, por el mismo motivo, el primer y principal objeto de estudio y exploración de la humanidad a la hora de lanzarse a investigar el espacio exterior.

En gran medida, la exploración espacial en su estado actual se limita a la exploración del sistema solar, lo cual aporta datos que ayudan a los científicos a conocer la Tierra y sus regiones más próximas, pero también el resto del universo que, por el momento, se encuentra fuera del alcance directo de la humanidad.

Conociendo el sistema planetario

Todos los cuerpos que componen la región más cercana del sistema solar han podido ser observados de un modo relativamente exhaustivo, dependiendo de las condiciones de cada uno de ellos y de su posibilidad de acceder a sus superficies. En el caso de planetas como Venus o Mercurio, por ejemplo, sus atmósferas son tan hostiles que han impedido en gran medida su exploración, a pesar de encontrarse relativamente cercanos al planeta Tierra.

Marte sigue siendo el planeta mejor explorado, gracias a su cercanía y su parecido con la Tierra en muchos aspectos. Decenas de misiones a Marte han sido lanzadas desde el comienzo de la carrera espacial, incluyendo a países como India o Japón. Marte también es el planeta considerado como la primera opción a la hora de crear un programa de terraformación.

El resto de los planetas, además del cinturón de asteroides, el Sol y los varios cometas que cruzan el sistema solar, aun están en sus primeras etapas de exploración. Diversas misiones han sido enviadas para intentar conocer los rincones más lejanos del “vecindario” de la Tierra, y aun queda mucho por descubrir y entender al respecto.